Un Grupo de Traducción Personal

100 Luck and the Dragon Tamer Skill! Arc. 01 – Cap. 12 [Up! – En español]

100 Luck and the Dragon Tamer Skill! Arc. 01 – Cap. 12 [Up! – En español]

32514-nymset-01

100 Luck and the Dragon Tamer Skill!

Arco 01: ¡Los Dragones también pueden ser lindos!

Autor: Dragomir Cristian Mădălin (thesylthorian.com)

Traductor: Danki – Corrector: Kuuhaku

Capítulo 12: ¡ANTE LA DUDA, CULPA A TU SUERTE!

Mirando arriba hacia el cielo, no podía decir qué hora era. Pensando sobre ello, este mundo tenía más horas que la Tierra, así que pensar con términos de la Tierra estaba un poco equivocado, para empezar. Mirando atrás, el camino estaba en su mayoría vacío. Nosotros solo vimos un par de leñadores gruñones. Tenía que decir, esos dos eran bastante altos y las hachas que llevaban en sus hombros eran lo suficientemente grandes para partir a un Koshinni a la mitad. Un árbol no tendría ninguna oportunidad contra un impacto directo de una de esas cosas.

 

Mientras tanto, la Loli Gótica seguía noqueada. Seryanna no dijo nada sobre Kleo mientras pisábamos fuera de la Ciudad Andrómeda, ni siquiera la más mínima explicación de cómo ella terminó con tal hermana extraña. Otra vez, tal vez este era un asunto familiar en la cual los extraños como no se suponían que debieran meterse. Técnicamente hablando, yo era su amigo y a como las cosas evolucionaban, había una gran oportunidad de que terminara pasando la noche en su casa, con optimismo, no con su ardilla mascota carnívora.

 

Mientras viajábamos por otro cuarto de hora en el solitario camino, me estaba picando la duda de preguntarle unas cuantas cosas sobre Kleo, así que recé para que esto fuera bien y entonces abrí mi boca.

 

“¿Puedes desear que no seamos emboscados en el camino hacia mi pueblo?” ella repentinamente preguntó y se volteó, cachándome con mi boca medio abierta.

 

“Erm… Seguro.” Le respondí y luego pensé Deseo que ningún criminal, ladrón o monstruo nos embosque en nuestro camino a Tomeron o incluso dentro él.

 

Repentinamente, una rama se quebró de alguna parte detrás de nosotros. Escuché que cayó en algunos arbustos y por reflejo volteé mi cabeza, pero no pude determinar en dónde fue.

 

“Deberías recordar el hacer tales deseos más seguido.” Ella se rio.

 

“¿Huh?” la miré, frunciendo mi ceño y ladeando un poco mi cabeza a la izquierda.

 

En ese momento, no tenía idea de que lo que había escuchado antes era una rama que se quebró y cayó en la parte superior de un ladrón explorador. Si ese draconiano se las hubiera arreglado para avisarle a su banda, la emboscada era algo seguro. De esta manera, sin embargo, el hombre estaba profundamente dormido con un golpe en su cabeza, permitiéndonos evitar una situación muy peligrosa.

 

Unos pocos minutos después, me las arreglé para juntar mi coraje otra vez, y le pregunté “Así que, ¿qué es lo que pasa con Kleo?”

 

“¿A qué te refieres?” dijo ella levantando una ceja y mirándome.

 

“Su… erm… lado pervertido. ¿Es eso normal?”

 

“No.” Sacudió su cabeza. “Pero desde que ella despertó como un dragón negro, las cosas entre ella y los demás han estado un poco… al borde.” Me dijo antes de que agachara sus ojos a sus riendas y apretadamente se agarrara de ellas.

 

Podía decir por la mirada de su rostro que esta era una cosa bastante sensible de la cual hablar. Eso realmente no explicó por qué ella actuaba como una pervertida, pero mis instintos me decían que estos ‘dragones negros’ eran una raza muy especial, y tal vez que no era muy del gusto de los demás. El gamer dentro de mí me estaba diciendo que estaba a punto de levantar banderas de todo tipo.

 

“Verás, mi hermana también es una necromancer…”1 dijo eso y me miró de vuelta.

 

Entrecerrando mis ojos hacia ella, la única cosa en la que pude pensar fue esto: ¿Una Lolita Gótica Pervertida Dragón Negro Nigromante? ¿En serio? Digo, ¿en serio?

 

El coincidente combo estaba por sobre 9000. O la entidad divina se estaba metiendo conmigo, o yo acababa de aterrizar en una situación de tipo demasiado cliché. Otra vez, había la posibilidad de que todas estas solo fueran apariencias, coincidencias por el lado bueno.

 

“Genial.” Respondí distraídamente.

 

“¿Fresco? La temperatura se ve bien para mí. ¿Necesitas una manta?” ella peguntó frunciendo su ceño. 2

 

“¿Huh?”

 

Esta vez yo era el que la estaba mirando confundido. Me tomó un momento para entender a qué se refería con esas palabras. El viejo grillo entre mis orejas apenas se las arregló para girar los engranes.

 

Sacudiendo mi cabeza, le dije “No, es un sentido figurado. Genial de interesante.”

 

Mi explicación fue un poco vaga, dado que no tenía idea de cómo explicar apropiadamente una expresión tomada de la era moderna de la Tierra. Desafortunadamente, no parecía que ella hubiera entendido los que estaba tratando de decir. Bueno, algunas de estas expresiones eran en efecto un poco raras, especialmente para alguien que no estaba acostumbrado a ellas. Esto, sin embargo, me hizo preguntarme cómo los llamados tipos gánsteres y surfistas se las estaban arreglando con su forma única de comunicación en este mundo lleno de gente y estilo Medieval.

 

Nota para mí, nunca usar palabras groseras modernas. La población indígena se las tomaría literales. Rock on terminaría siendo traducido como lapidación. Eso pensé mientras trataba de recordar a qué otras palabras deberían ponerle atención. 3

 

El viaje en el solitario camino derecho a ciudad Tomeron fue sin ningún obstáculo. El escenario era hermoso, dejándome disfrutar de la placentera esencia del bosque y de los jinetes casuales que pasaban. La hermana de Seryanna no se había despertado del todo, y no nos encontramos con ningún sujeto sospechoso tampoco.

 

Aunque tengo que decir, que los árboles y plantas de los alrededores me recordaban a aquellos de vuelta a casa, en Rumania. Las hojas eran similares a robles, pero estos tenían unas cuantas agujas de pino de vez en cuando, lo cual yo encontraba bastante raro. El césped era el mismo por lo menos, creciendo por sobre todo el lugar como si se tratara de pequeñas verdes saliendo del suelo.

 

De un modo, era bello y relajante viajar así. Ayudó a mi mente a relajarse un poco y a pensar en otras cosas aparte de las preocupaciones de si viviré o no para ver la luz del día siguiente. Una de las muchas cosas sobre las que me preguntaba durante esas dos últimas horas de viaje hasta Pueblo Tomeron era el destino de mis compatriotas terrícolas.

 

Por cómo se miraban las cosas, yo debí haber sido el único enviado a este lugar. No aterricé en una villa de novatos o un lugar seguro, aterricé en la espalda de un maldito monstruo de nivel jefe. Y por si no fuera suficiente, podía usar magia también. Entonces, estaba esa cosa que la entidad nos dijo antes de enviarnos a este mundo. Era como si él estuviera seguro de que la mayoría de nosotros terminaría en zonas relativamente seguras, significando áreas de nivel bajo para los humanos como villas y pueblos pequeños en locaciones remotas donde monstruos grandes nunca aparecieron o nacieron, dependiendo del caso.

 

Mientras pensaba en la razón por la que terminé en el Bosque Seculiar, solo podía culpar a mi 100 Suerte y a la Habilidad [Domador de Dragón]. Aunque tenía un nombre bastante inapropiado, para la mayoría de las situaciones, pudo terminar siendo una habilidad bastante inútil para tener. Esta habilidad trabajaba si solo había un miembro de la raza draconiana cerca de mí para que fuera mi amigo. Considerando lo que Seryanna me había dicho, los dragones estaban en guerra con los humanos, significando que las oportunidades de encontrarme con alguno en CUALQUIERA de los reinos humanos podrían haber sido cercanas a cero.

 

Probablemente fue ahí cuando mi 100 Suerte entró en acción y cambió la locación de adonde sería enviado. El segundo factor fue el peligro. En este mundo, yo definitivamente pude haber terminado como carne humana si no me hubiera encontrado por ‘accidente’ con una cierta dragonesa caballero hermosa. Su fondo como un dragón sin despertar también me ayudó bastante, después de todo, ella pudo entender mejor que nadie cómo era el ser visto como un debilucho por aquellos con más poder que tú, otra vez, eso también le ofreció un lado amable y servicial. También había otra cosa por la que debía estar agradecido: su propia suerte y el hecho de que ella no era vista como una belleza impactante por aquellos de su especie. Honestamente, esos hombres tenían rocas en lugar de ojos si veían el abundante pecho de Seryanna, su hermoso rostro, largo cabello rojo, agradable vaivén trasero, y más importante, el poder y la determinación para alcanzar el título de Caballero aun sin despertar para ser algo sin atractivo o incluso que no valga la pena apreciar. Bueno, para toda esa parte final yo estaba algo feliz, menos rivales de amor de los cuales preocuparme.

 

Considerando todos esos factores, ¿cuáles podrían haber sido las posibilidades de encontrarme con una belleza como ella y de sobrevivir en este peligroso mundo donde las ovejas cazaban y se comían a los lobos? ¡Eso, justo ahí, era 100 Suerte trabajando como un milagro!

 

Los otros terrícolas probablemente todavía se estaban estresando tratando de alcanzar el nivel 10, mientras que yo ya era nivel 63. Esto era literalmente lo que los gamers seguido llamaban Power-leveling.
Paso 1) Únete al grupo de alguien rudo.
Paso 2) Pégate cerca de ellos mientras ellos matan mobs por ti.
Paso 3) Disfruta de la ridícula subida rápida de nivel.

 

Mi ‘rudo’ era Seryanna… y hablando acerca de ella a sus espaldas, me encontré a mí mismo mirándola de vez en vez. Esta mujer estaba empezando a tener un impacto en mi joven corazón. Bueno, técnicamente yo estaba en la edad de consentimiento, así que legalmente no era un problema… al menos en Rumania. Pero sí, mi mente divagaba a todo tipo de lugares extraños poco después. Entre ellos había un deseo de verla en camisón y que me estuviera abrazando de una manera sensual.

 

Realmente desearía ver eso… pensé distraídamente.

 

Para mantenerme enfocado, pensé de regreso en mis habilidades.

 

Aunque me sentía un poco preocupado acerca de usarlas, tenía que admitir que habían unas habilidades un poco sobre poderosas para que tuviera un nivel bajo como yo.

 

[Kitty Eyes] era básicamente una habilidad de supervivencia final que podía fácilmente darme trabajo como espía o informante.

 

[Identificus Processus Juridicus] era básicamente una habilidad de valoración divina.

 

[I_R_Roboticus!] era básicamente un truco para minar.

 

[Bartender] era otro truco que hacía a la Alquimia prácticamente inútil.

 

[Spedy Rooster] era básicamente una montura que podía invocar a voluntad, y la cual eliminaba la necesidad de preocuparse constantemente sobre pagar ridículas tarifas altas para Koshinnis alquilados de aspecto vago, por otro lado, repentinamente invocar a un pollo gigante y pasearme con él a través de la ciudad podría haber sido SOLO UN POCO sospechoso. Además de mirarse ridículo, podría haber sido plagado con preguntas de cómo, cuándo y dónde lo obtuve.

 

Y para la última, sus detalles la hacían demasiado ridícula para siquiera considerar usarla a menos que una situación desesperada llamara por medidas desesperadas. [Lightning Chicken!] ¡Básicamente me permitía invocar un Fénix de nivel 999! En serio, ¿un Fénix? ¡Esa era como una habilidad suprema o tal vez una habilidad final en un juego! Otra vez, eso me dejó conocer una cosa muy interesante sobre el sistema de subida de nivel.

 

En este mundo, el nivel 1000 aparentemente no era el último nivel. Héroes, demonios e incluso los habitantes regulares de este mundo podían alcanzar niveles más allá de 1000. Tenía esta certeza, pero los otros terrícolas probablemente no si es que fueron a un área de nivel bajo. Era divertido imaginarlos impulsados en llegar al nivel y que entonces yo invocara un monstruo gigante de nivel 999 en frente de ellos.

 

Al final, podía considerarme afortunado por obtener estas absurdas habilidades, pero mi nivel y experiencia en combate no coincidían. La razón por lo que creí esto, fue debido a las hazañas de Seryanna. Ella probó que fuerza, habilidades y niveles en general no indicaban que uno fuera poderoso. Esos solo eran ases bajo su manga, cartas de triunfo, sin embargo, alguien con solo una habilidad, pero con mucha experiencia en combate e ingenio para los enfrentamientos posiblemente podía vencer a alguien mucho más fuerte que él.

 

En otras palabras, yo no podía actuar todo grande y poderoso gracias a estas habilidades, al menos, no aún. Este mundo era diferente de esos juegos donde tú tenías la certeza de que todo terminaría yendo a un buen final si seguías un cierto camino. Esta era la realidad, nada de lo que creíamos y conocíamos podía garantizar nuestro futuro, y que todo podía tomar un giro de 180 grados en un simple parpadeo.

 

Mientras estaba pensando en todos estos asuntos depresivos, arribamos a pueblo Tomeron. A diferencia de la ciudad anterior, esta estaba localizada en una pequeña depresión dentro de las montañas. Había un campo de 200 metros entre el borde del bosque y los muros de piedra del pueblo, pero era mucho más pequeño que la ciudad de Andrómeda.

 

Una gran torre en el medio era la única estructura que sobrepasaba los tres pisos, llegaba hasta veinte o treinta metros de altura. Todo alrededor eran muchos otros edificios pequeños, pero solo una gran mansión lejos al norte del pueblo. Era imponente y bellamente diseñada, similar a las viejas mansiones Europeas que veía descritas en viejas fotos o cuando tomaba el rol en la casa de un tipo rico en un juego. Era impresionante.

 

Los campos alrededor de Tomeron no eran áridos, la mitad de ellos estaban cubiertos con grano maduro, y la otra mitad estaba cubierta con césped. Era una pequeña pastura para alimentar a los animales. Era bastante interesante de ver este tipo de asentamiento aquí afuera en el medio de la montaña. También era una maravilla que fuesen también capaces de cosechar grano.

 

Mientras nos acercábamos a los campos, me di cuenta de algo peculiar acerca de las espigas de grano. En sus puntas, había una pequeña gota roja, haciéndome creer que tal vez no estaba tratando con el tan conocido cereal de la Tierra.

 

Curioso de ello, usé [Identificus Processus Juridicus] sobre él y obtuve lo siguiente:

 

(Granus): un tipo de hierba mágica comúnmente usada como condimento para comida. Es muy común en las tierras dracónicas, pero muy raras en otro continente. Componente para (Poción Mágica Media).

 

Parpadeé sorprendido. Una vez más, fui hecho un tonto por las apariencias de este mundo. Los viejos granos de cereal usados de vuelta en la Tierra eran condimento en este mundo. Me hizo sacar un suspiro, pero al mismo tiempo curioso de saber cómo es que sabían.

 

“¿Ves la mansión que está por allá?” preguntó Seryanna, apuntando al gran edificio al otro lado de este pequeño hundimiento.

 

“Sí.”

 

“Ahí es donde mi abuelo vive.”

 

“¿Oh? Pensé que pertenecía al Señor de por aquí o tal vez a algún mercante rico.”

 

“Mi abuelo es el Señor de esta región.” Ella explicó con una sonrisa.

 

“Entonces seriamente no entiendo por qué el arrendador de Koshinnis te aumentó la tarifa de esa manera.”

 

“Cada asentamiento en el Reino Dragón es gobernado por un Señor diferente. Como tal, se les es inferido un gran monto de responsabilidades, pero también muchos beneficios, tales como la habilidad de definir el precio mínimo por cualquier ítem vendido en sus tiendas.”

 

“Ya veo…”le dije eso, pero no pregunté por más detalles de su sistema político.

 

Algo dentro de mí me decía que me moriría de aburrimiento si Seryanna empezaba a explicármelo, aunque, eso tenía algo que ver con mis malas experiencias con las clases de Historia.

 

Lo que era sorprendente de ver era que los guardias sonrieron cálidamente cuando vieron a Seryanna. Ambos eran dragones antropomórficos, vistiendo armaduras de acero pesadas y largas lanzas deportivas con puntas de metal dentadas. Uno tenía escamas cafés, y el otro verdes.

 

“¡Mira! ¡La pequeña Seryanna está de vuelta!” dijo el que estaba a la izquierda con una gran sonrisa en su rostro escamoso.

 

“Buenas tardes, Terrok.”

 

“¡Oh! ¡El viejo va a estar encantado de verte!” dijo el otro, quien estaba descansando en un gran taburete.

 

“¡Gracias, Brastal! Me pondré en camino entonces.” Ella jaló las riendas del Koshinni y entramos en el pueblo.

 

Simplemente sonreí cuando pasé junto a los dos draconianos, quienes me lanzaron miradas de curiosidad. No podía culparlos. La princesa de una ciudad repentinamente apareció llevando un hombre consigo y una hermana pequeña inconsciente.

 

Nos abrimos paso hacia la mansión a las afueras del pueblo bastante rápido. Las calles no estaban tan concurridas como pensé que serían, y aquí la gente realmente le dio la bienvenida con una cálida sonrisa, pero después de un tiempo yo estaba empezando a notar que algunos tenían una mirada simpática en sus rostros, casi como si la compadecieran. Esos eran probablemente la gente que no creía en su poder o que veían su estado sin despertar como algún tipo de infortunio.

 

Por lo que yo sabía, no había ninguna razón al momento por el que ella debiera ser vista con ojos comparecientes. Sabía que esta era su sociedad y cómo es que debían llegar a crecer, pero desde mi punto de vista… estas cosas estaban mal.

 

El pueblo no era tan animado como lo era Andrómeda, pero esta era parcialmente debido a lo rápido que el sol se estaba poniendo en la distancia. La noche estaba progresando sobre nosotros, y creo que escuché un pequeño bostezo escaparse de los labios de la pelirroja. Fue uno contagioso debido a que yo también me encontraba bostezando poco después.

 

En lo que respecta a ver a los comerciantes y a otras personas de todo tipo, no puedo decir que lo hice, o tal vez no pude reconocerlos. Todas las casas eran prácticamente lo mismo: grandes; dos pisos desde la base; techos puntiagudos en un estilo Inglés-Medieval. Se miraba pacífico y por la mayor parte, seguí sintiendo la seductora esencia de comida cocinada por todos lados. Debía ser la hora de la cena.

 

Una vez que estuvimos fuera del pueblo, nos acercamos a la gran mansión, que era de tres pisos de altura. Una pareja de sirvientes estaban afuera en el patio encargándose de un pequeño jardín de flores. Otro más estaba jalando dos Koshinnis con dirección al establo. También había unos cuantos guardias patrullando alrededor.

 

Tan pronto como llegamos, fuimos recibidos con una profunda reverencia por parte de todos. Uno de los sirvientes incluso se ofreció en tomar a la dormida Kleo de nuestras espaldas.

 

“El maestro está en su sala de estudio. ¿Debo ir y decirle que está usted de regreso?” preguntó un sirviente draconiano de tierno aspecto.

 

Vamos a ver… vestido de sirvienta, ojos azules, escamas azules, larga cola con un listón al final, aspecto tierno, largo cabello café, pecho abundante y un poco pequeña… estoy empezando a amar las coincidencias. Pensé en eso y sin saberlo hice una sonrisa pervertida. Mi expresión hizo que me ganara un codazo en las costillas de una cierta persona pelirroja.

 

“Ugh…” me quejé mientras frotaba el punto de dolor.

 

“Ahem… por favor hazlo.” Le dijo a la sirvienta antes de lanzarme una mirada. “¿Necesito preocuparme por ti atacando a las mujeres aquí?”

 

“Solo atacaré a aquellas que tengan cabello rojo y el título de caballero… ¡también Ouch!” bromeé.

 

Creí que se había sonrojado, pero Seryanna no respondió a mi broma y simplemente miró lejos.

 

“Hablando de eso, ¿por qué no regresamos esos Koshinnis al arrendador?” le pregunté con curiosidad después de que me bajé y un draconiano macho se los llevó lejos.

 

“Este sirviente hará eso por nosotros. Por otro lado, me encantaría si puedo mantener este asunto de la renta a precio exagerado como un secreto por ahora.”

 

“¿Mantener qué en secreto?” alguien dijo mientras aparecía a la vista por nuestra izquierda.

 

Miré en esa dirección y vi a un draconiano alto con una larga cola roja, escamas rojas decorando sus mejillas y brazos, y dos cuernos brotando de su frente y curveándose hacia atrás. Por la edad que se le miraba, él se veía similar a un hombre en sus cuarentas, pero su bigote y cabello aún seguían manteniendo su color rojo brillante como el cabello de Seryanna. El color debía ser una cosa de familia porque no vi a otros draconianos con ese color ni en Andrómeda ni en Tomeron. Él estaba vistiendo un traje de clase alta y llevaba una espada de aspecto muy peculiar en su cintura.

 

“¡Buenas tardes, abuelo!” Seryanna dijo rápidamente mientras hacía una pequeña reverencia en frente de él.

 

“¡No hay necesidad de toda esta algarabía formal! ¡Tú eres mi nieta! ¡Ven y dale a este viejo hombre un abrazo!” él le dijo con una gran sonrisa.

 

“Abuelo.” Seryanna le mostró una sonrisa gentil y aceptó a su pedido. 4

 

“¡Bienvenida de vuelta, querida mía!” dijo el hombre mientras la abrazaba apretadamente.

 

Mientras tanto yo estaba parado en la puerta, solo manteniendo la calma y preguntándome cómo exactamente me iba a presentar ante este imponente caballero. Si mi memoria no me fallaba, ¿en aquel entonces el guardia en la entrada de Tomeron lo llamó ‘general’?

 

“¿Quién es este?” dijo entrecerrando sus ojos.

 

“¿Hola?” dije con una tonta sonrisa y levantando una mano como si estuviera diciendo ‘hola’ a alguien de mi mundo.

 

“Este…” Seryanna miró arriba hacia su abuelo y luego al suelo “Él es mi amigo.”

 

“¿Qué? ¿TÚ tienes un amigo?” dijo sorprendido mientras la mantenía arriba con ambas manos.

 

¡Oi! ¡No digas eso sobre tu propia nieta! ¡Una vez que ella despierte será una belleza! Comenté en mi mente, pero me abstuve de decirlo en voz alta.

 

“¡Abuelo! ¡Bájame! ¡No soy una niña!” dijo ella retorciéndose en sus brazos.

 

“¡Claro!” la liberó de su abrazo, y la dragonesa cayó en sus pies.

 

El viejo hombre me miró y se acercó, llevando una gran sonrisa que empujó las esquinas de su bigote hacia arriba.

 

Ofreciendo un apretón de manos, él dijo: “¡Bienvenido a mi casa, muchacho! ¡Mi nombre es Brekkar Draketerus!”

 

No rechacé su amable gesto, mayormente porque no quería meterme con el lado malo del hombre, pero traté de apretar mi agarre tan duro como pude. Mi padre una vez me dijo que un apretón de manos flojo mostraba falta de respeto hacia la otra persona, y ciertamente yo no quería ofender a este draconiano de aspecto imponente.

 

“Un placer el conocerlo, mi nombre es Alkelios Yatagai.” Me presenté.

 

“¿Hm?” el ladeó un poco su cabeza a la izquierda. “¿Acaso tú viviste de pura casualidad con los ornaks?”

 

“¿Huh?” lo miré frunciendo mi ceño.

 

“A juzgar por tu expresión, ¡supongo que tú ni siquiera sabes lo que es un ornak! ¡Hahaha!” él se carcajeó y palmó mi hombro “Ellos son criaturas brutales en batalla, pero bastante leales hacia sus comandantes. De cualquier manera, la razón por la que pregunté es porque ‘Alkelios’ en el lenguaje ornak significa ‘Afortunado’. Y para ‘Yatagai’, eso me recuerda a los elfos diciendo ‘Ey ata gaius’, que es más o menos traducido como ‘Bendecido por los dioses’. Un buen nombre si lo dijera yo mismo. ¡Hahaha!”

 

Sus palabras me sacudieron un poco. Estaba sorprendido de escuchar algo como eso, ¡especialmente dado que fui nombrado por ese tonto Dios con un MUY mal sentido para nombrar! De lo que dijo, mi nombre claramente revelaba cuál era mi fuerte: Suerte.

 

“Él es en efecto bastante suertudo.”

 

“¿Para haber hecho amigos con alguien de la familia Draketerus? ¡Mucho! Pero como ellos dicen, ¡cualquier amigo de mi nieta es mi amigo también!” el hombre se rio.

 

¿Había un dicho que dijera eso? Me pregunté yo mismo, pero honestamente no me importaba ser amigo de otro dragón.

 

“¿Qué es esto?” él dijo repentinamente mientras miraba al aire vacío en frente de él.

 

“De ninguna manera…” pensé.

 

“¿Sí?” dijo él y escuché un ding en mi cabeza.

 

[Has hecho un nuevo amigo: Brekkar Draketerus]

 

Miré arriba al viejo draconiano quien me estaba mirando a mí, bastante intrigado por el repentino cambio de eventos.

 

“¡Jamás he visto o escuchado de algo como esto!” confesó.

 

100 de Suerte mis polainas… ¡Esta cosa SIEMPRE me mete en problemas! ¿Ahora cómo voy a explicarle esto a él? Lloraba en mi mente.

 

 


Referencias:

1= Nigromantes (Necromancers): son expertos en las fuerzas que rodean a la muerte, y son capaces de reanimar cadáveres y absorber fuerza vital.

2= Juego de palabras, él dice ‘Cool’ como metáfora de ‘Genial’, mientras que ella dice la traducción literal ‘Fresco’.

3= Señal que usan los rockeros con los dedos en forma de cuernos.

4= El ‘abuelo’ aquí lo usa de una manera más informal que arriba.


Este fue un nuevo capítulo de la WN, estoy seguro que haremos un pdf recopilatorio al final del Arco 01, así como en estos días una entrada recopilatoria donde se enumeren los capítulos ya publicados o algo similar y fácil de usar.

100 Luck and the Dragon Tamer Skill!

Recibe nuevos capítulos en tu correo:

Holler Box