Un Grupo de Traducción Personal

100 Luck and the Dragon Tamer Skill! Arc. 01 – Cap. 22.1 [Up! – En español]

100 Luck and the Dragon Tamer Skill! Arc. 01 – Cap. 22.1 [Up! – En español]

Arco 01: ¡Los Dragones también pueden ser lindos!

Autor: Dragomir Cristian Mădălin (thesylthorian.com)

Traductor: Danki – Corrector: Kuuhaku/Femme

32514-nymset-01

100 Luck and the Dragon Tamer Skill!

Arco 01: ¡Los Dragones también pueden ser lindos!

Autor: Dragomir Cristian Mădălin (thesylthorian.com)

Traductor: Danki – Corrector: Kuuhaku

Capítulo 22.1: BRISA NOCTURNA DE UN MILLÓN DE MUERTES

Se estaba poniendo realmente oscuro mientras nos acercábamos a la mansión Draketerus, pero no nos tomó más de treinta minutos volar hasta ahí gracias al expreso dragón Kleo. Ella se transformó en su forma de lagarto gigante y entonces volamos todos sobre su espalda. Mientras Seryanna le lanzaba dagas a Kataryna, la última apenas y mostraba reacción alguna. Si yo fuera a poner un dedo en ello, podría decir que la dragonesa encontró divertida al joven caballero de alguna manera.

 

Y para mí… yo estaba montando sobre la espalda de un dragón negro, suficiente para decir.

 

“¡Esto es asombroso!” dije para mí mientras miraba alrededor.

 

La mejor manera de describir el escenario era pensar sobre ir volando a bordo de un aeroplano de la Segunda Guerra Mundial, tal vez en un IAR 80, pero sin los ruidosos sonidos del motor. El escenario simplemente estaba fluyendo, pasando de mí, dándome una subida de adrenalina cada vez que sentía como si fuéramos a colisionar con los árboles. Kleo era una voladora formidable y lo demostraba cada vez que tenía la oportunidad, pero si no fuera por Kataryna que señalaba el camino de regreso a Tomeron, pudimos habernos perdido desde el momento en que partimos. La dragonesa de escamas negras iba a volar justamente en la dirección opuesta.

 

“¡Fufu! ¡Sé feliz de estar volando conmigo, de otra manera, estarías en el suelo corriendo!” dijo Kleo.

 

“¡Sí! ¡Esto es increíble!”

 

“No estabas tan impresionado cuando te cargué yo, ¿Cuál es la diferencia?”

 

“¿Celosa?” Kleo giró su gran cabeza y le mostró una gran sonrisa de colmillos.

 

“No, curiosa en realidad.” Respondió calmadamente la otra.

 

“Bueno, es diferente… Montar en la espalda de un dragón y ser llevado por alguien parecido a mí me da un sentimiento diferente. No creo que pueda explicarlo.” Dije rascando la parte de atrás de mi cabeza.

 

También estuvo toda la experiencia con Jophiel, pero el volar con ella era más por el lado mortal que por el divertido.

 

“¿Hm?” Kataryna no estaba convencida.

 

“Estamos aquí.” Anunció Seryanna mientras apuntaba a la casi quemada mansión en la distancia.

 

“¡Voy por el aterrizaje!” anunció Kleo.

 

Nos aferramos a las espinas de su espalda. El aterrizaje en sí fue fácil y sin ninguna dificultad a diferencia de la primera vez que nos conocimos.  Esa vez, ella cayó como una roca encima de mí. La primera en saltar de encima fue Seryanna, luego yo y al último Kataryna. Con todos nosotros en el suelo, Kleo regresó a su forma humanoide.

 

Respecto al método en que los dragones cambiaban de forma era bastante interesante. Mientras volábamos, Kataryna me explicó el proceso. Lo que pasaba era que sus cuerpos estaban envueltos en una burbuja mágica del color de sus escamas, en el caso de Kleo, era color negro. Dentro, sus cuerpos se sometían a una rápida transformación, abasteciendo sus células de Energía Mágica cercana. Cuando la transformación estaba terminada, emergían como un dragón completo con 4 extremidades y un par de alas en su espalda, un cuello largo, garras afiladas y escamas cubriéndolos de cabeza a tobillos. La longitud desde la punta de su cola hasta la punta de su nariz variaba desde los 20 metros hasta los 100 metros. Entre más viejos eran, más grandes eran sus cuerpos de dragón. Kleo estaba alrededor de los 24 metros de longitud y una envergadura de alrededor de 80 metros. Ante mis ojos, su tamaño era impresionante, pero Kataryna clamaba ser más grande. Aunque ella no me dijo qué tanto.

 

Para regresar a su forma humana, ella pasaba por el mismo proceso de convertirse en una esfera mágica. Todo el proceso duraba solo unos segundos. Por sus ropas, solo me dijeron que se iban lejos por un tiempo. Exactamente qué significaba eso, no tenía idea, pero tal vez lo averiguaría con el paso del tiempo. En general, la forma despertada era la verdadera forma de un draconiano, mientras que la forma de dragón de tamaño completo era su forma natural. Lo cual era un poco confuso para mí. La manera en que lo veía, ambas eran sus formas reales, incluyendo la pre-despertada.

 

“Señorita Seryanna, ha regresado y…” la sirvienta de escamas azules que vino a recibirnos vio a Kataryna en ese momento y se quedó ahí.

 

“Hemos regresado. No se preocupen, por ahora… ella no tiene intenciones de lastimarnos. ¿Es eso correcto?” dijo Seryanna mientras miraba a la otra dragonesa.

 

“¿Quién sabe?” hizo una mueca y movió su cola un poco.

 

Tenía el presentimiento de que ella empezaba a encontrar la idea de molestar a la pelirroja ‘interesante’.

 

“El Maestro Brekkar está por aquí.” La sirvienta hizo una reverencia educada y se tragó el miedo hacia la dragonesa plateada.

 

“¡Vamos hacia el abuelo entonces!” dijo Kleo después de que volviera a su forma humanoide, pasando de nosotros.

 

“Estoy seguro de que el viejo hombre estará feliz de saber que trajimos a sus nietas de vuelta a él sanas y salvas.”

 

“Por supuesto.” Respondió la sirvienta y guio el camino.

 

Unos momentos después, arribamos a la parte de la casa que no estaba completamente quemada hasta los cimientos. Ahí, Brekkar estaba hablando con una pareja de viejos dragones desconocidos sobre algo. Con él ya puesto, todo el lugar estaba iluminado con esas piedras mágicas especiales o las clásicas antorchas de mazmorra por aquí y por allá.

 

“¿Hm? ¡Seryanna! ¡Kleo! Están a salvo… ¿y tú?” dijo el viejo hombre cuando vio a sus dos nietas, la gótica yendo a abrazarlo, mientras que la pelirroja hizo una reverencia cortés en frente de él.

 

Su frente se volvió en un ceño fruncido cuando vio a la dragonesa de escamas plateadas. Kataryna simplemente sonrió y miró alrededor. Por supuesto, su presencia ahí podría intranquilizarlos, pero ella regresó conmigo y las demás, lo cual hacía claro que ella no iba a atentar otro ataque en contra de la vida del viejo hombre.

 

“Alkelios, ¿Qué está haciendo ella aquí?” me preguntó Brekkar.

 

“Bueno… larga historia corta, la convertí en mi amiga, y ella no estaba detrás del ataque. Así que por ahora, ¿podrías perdonarla?” expliqué y al final junté las palmas de mis manos e hice una pequeña reverencia.

 

Brekkar me miró por un largo tiempo mientras pensaba en qué hacer. Al final, él dejó salir un suspiro y sacudió su cabeza.

 

“Tú eres un muchacho extraño…”

 

“Eso parece… hehe.” Dije rascando mi nuca y mostrándole una sonrisa incomoda.

 

“Bueno, siempre y cuando ella no esté aquí para causar más problemas, vamos a decir que la perdono, aunque me temo que incluso si yo tratara de tomar acción en contra de ella, no hay realmente nadie aquí que pueda derrotarla.”

 

“Excepto por este de aquí, él me derrotó.” Dijo con un ronroneo mientras envolvía su cola alrededor de mi cintura.

 

“¡Ah! ¡Detén eso! ¡Hace cosquillas!”

 

“¿Él?” preguntó Brekkar sorprendido.

 

“Sí, este humano.”

 

Cuando ella mencionó mi especie, los otros dragones presentes se miraron los unos a los otros un poco confundidos, pero se mantuvieron callados por ahora. Yo solo esperaba que estos vejestorios no fueran algo como un consejo de ciruelas, quienes después tratarían de deshacerse de mí o de clamar su superioridad sobre mí. Básicamente, el típico sin sentido que podrías esperar de un anciano cuando escuchara que tú eres parte del lado enemigo. Otra vez, si Brekkar me aprobaba, y yo ‘derroté’ a Kataryna, probablemente no me tendría que preocupar mucho por ellos.

 

“Él es solo suertudo.” Seryanna habló con un tono bajo de voz.

 

“Muy suertudo.” Agregué con una mueca.

 

Ella simplemente entrecerró sus ojos. La dragonesa aún no estaba muy convencida con la idea de dejar a Kataryna moverse libremente, aunque Brekkar sacó a relucir un buen punto, nadie de nosotros podría ser rival para la fuerza de Kataryna si ella fuera a ponerse en serio. Si fuera un draconiano normal como Brekkar, tal vez, pero ella era un Draconiano Superior de la Chispa de Hielo, lo que significaba que ella tenía absoluto control sobre dos elementos. Esto la hacía increíblemente mortal y peligrosa.

 

¡Convierte a tus enemigos en tus amigos y no tendrás nada que temer! ¿O algo así dijo algún tipo sabio Chino de hace quién sabe cuánto? Pensé mientras miraba a la un poco aburrida dragonesa plateada.

 

Cuando me atrapó mirando en su dirección, ella me guiñó un ojo, y yo volteé mi cabeza.

 

¡No recuerdes esos dulces y deliciosos besos! ¡No lo hagas! Solo… pero hombre, oh hombre… hehehe… sacudí mi cabeza y detuve mi babeo antes de que hiciera enojar a una pelirroja.

 

“Algo te molesta, ¿Alkelios?”

 

“¡No, señor! ¡No!” rápidamente respondí.

 

“Bueno, si ella no es una amenaza, ¿entonces qué pasó con el grupo de bandidos Twin Daggers?”

 

“La mayoría de ellos probablemente estén muertos. Tu nieta y mi nuevo amigo de aquí probaron ser más de lo que podían manejar. Si lo deseas, puedo señalarte cualquier escondite de ellos del que tenga conocimiento.” Explicó Kataryna y le ofreció una pequeña sonrisa.

 

“¡Eso podría ayudarnos mucho, gracias!”

 

“No creo que debamos confiar plenamente en ella, abuelo.” Advirtió Seryanna.

 

“Ya lo veremos, querida. Por ahora, esta es nuestra mejor pista y sabiendo que ahora su peleador más fuerte está de nuestro lado nos ayudará a derrotarlos aún más rápido.” Asintió y cruzó sus brazos.

 

“Entonces, mientras tus hombres hacen eso, yo quiero empezar a trabajar en la cura… Erm, ¿alguien sabe dónde puedo encontrar un laboratorio de alquimia?”

 

Cuando mencioné cura, los vejestorios se miraron los unos a los otros otra vez un poco confundidos.

 

“Yo tengo uno en mi anillo.” Dijo Kataryna.

 

“Te traeré esas hierbas entonces. Di en dónde quieres que las pongamos, y enviaré a hacerlo a uno de mis sirvientes.”

 

“Un cuarto vacío estará bien.”

 

“Por supuesto, todavía hay unas cuantas habitaciones no tocadas por las flamas en la parte de atrás de la mansión, donde el incendio fue más débil.”

 

“¡Grandioso! ¡Iré ahí de inmediato! Erm… por cierto, ¿Dónde vamos a dormir esta noche?”

 

“Sigh… la posada, mi amigo. Ninguna de las habitaciones se salvó de las flamas.” Sacudió su cabeza.

 

“Aw… Está bien.” Asentí y entonces seguí a una de las sirvientas todo el camino hasta ahí.

 

El cuarto no era muy grande, y estaba un poco polvoriento. Un viejo escritorio estaba en la parte de atrás, y la puerta tenía unas cuantas marcas negras donde el fuego quemó la madera y trató de colarse hacia adentro. Sin siquiera una alfombra o alguna pieza mobiliaria cerca de la puerta, no fue capaz de prender la habitación en llamas. ¿Tal vez otro golpe de suerte?

 

“Este lugar no ha sido usado en un muy largo tiempo.” Dijo la sirvienta.

 

“Puedo verlo…”

 

Después de abrir las ventanas, Seryanna usó un pequeño hechizo de viento para sacar el polvo del lugar. Era como una suave brisa que sopló sobre todo el lugar y voló la nube de polvo resultante hacia afuera, sin dejar que se acercara a nosotros.

 

“¿Dónde quieres el laboratorio?” preguntó Kataryna luego de eso.

 

“Por ahí, cerca del muro.”

 

El anillo no estaba en su dedo, si no amarrado con una cuerda alrededor de su cuello. Después de que se lo equipó en su mano derecha, ella usó el complicado hechizo para sacar lo que necesitaba de adentro. La mesa con todos sus instrumentos fue sacada fuera del anillo hacia la pared, donde fue colocada cuidadosamente. Ni un solo vaso o matraz fue quebrado, mostrando así el qué tan buena era la dragonesa con el control de los hechizos.

 

Aunque esa no fue la única mesa que ella sacó afuera, un caldero y unas cuantas mesas con frascos mágicos encantados y contenedores de cristal también fueron sacados y fueron puestos junto a la mesa inicial. Cuando terminó, todo el cuarto estaba totalmente amontonado con todo tipo de artículos alquímicos, unos más raros que otros.

 

“¡Todo lo que un Gran Maestro Alquimista pueda llegar a necesitar esta justo aquí!” dijo Kataryna con sus manos cruzadas en su pecho y con gesto de presumida en su rostro.

 

“Honestamente no tengo la menor idea de qué es lo que necesita un Gran Maestro Alquimista, ¡pero vamos a empezar!” dije con una sonrisa y caminé por la habitación donde me senté de piernas cruzadas.

 

“¿Qué estás haciendo?” pregunto Kleo un poco sorprendida.

 

“Meditando, ahora fuera. ¡Chu! ¡Chu!”

 

“El hombre necesita su tiempo a solas, pero si necesitas de alguna de nosotras para satisfacerte, dulzura, solo dilo.” Kataryna me guiñó.

 

“No ESA clase de tiempo a solas.”

 

“No lo entiendo.” Dijo Seryanna.

 

Ambas, Kleo y Kataryna, pusieron sus manos sobre su hombro derecho e izquierdo respectivamente. Dejaron escapar un largo suspiro y sacudieron sus cabezas.

 

“Vamos hermana… Cuando crezcas, lo sabrás.”

 

“¿Qué están haciendo ustedes dos? ¿Qué están diciendo? ¡Esto no tiene nada de sentido!” se quejó la dragonesa mientras estaba siendo empujada hacia afuera por las otras dos.

 

“Algo me dice que obtuve una segunda bromista… Esta vez, una que no puedo detener…” suspiré y entonces abrí el menú de estado.

 

Vamos a ver… soy nivel 141. La última vez era nivel 63. 141 menos 63 es 55… espera no, 78. Obtengo una mejora de habilidad cada 5 niveles, así que la última fue al nivel 60, esto significa que tengo 140 menos 60 igual a 80 dividido entre 5 es 16. Así que puedo mejorar mis habilidades 16 veces y obtener otras 8 habilidades. Realmente ahora, la última vez, solo use 4 opciones de mejora/potenciar, dejándome justo ahora con un total de erm… ¡24 mejoras! ¡Eso es asombroso y probablemente más de lo que necesito! ¡Muy bien! ¡Vamos a hacer esto! Deseo obtener dos habilidades, una que me permita sobrevivir mejor cuando sea golpeado por enemigos y otra que me conceda algún tipo de habilidad de ataque o hechizo. Pensé y abrí mi lista de habilidades.

 

El monto era impresionante como siempre, pero era casi debido a que la gente no podía ser capaz de adquirir estas habilidades antes de obtener otros diez niveles. Gracias a mi habilidad [Domador de Dragón], el impulso de poder-leveleo que recibía era más allá de lo increíble. ¡En ni siquiera un mes, fui más allá de nivel 100! ¡Eso era asombroso!

 

Ahora volviendo con las dos habilidades que requería, empecé a buscar hasta que alguna de ellas atrajera mi atención y me jalara hacia ella. Inmediatamente, la seleccioné y con ello, 10 puntos se fueron. Esta habilidad era llamada [Hámster Espartano]. Decidí ignorar el nombre y buscar la segunda. En menos de cinco minutos de búsqueda, encontré lo que necesitaba y la seleccioné. Así, otros 10 puntos se fueron de mi lista, y obtuve [El Efecto de Tzuika]. Estaba escrito mal, pero gracias a mi conocimiento en lenguaje rumano perezoso también conocido como lenguaje de texto, fui capaz de traducirlo. El resultado era: [El Efecto de Ţuică].

 

“Grandioso, creo que solo obtuve la habilidad para entrenar hámsteres y emborracharme…” suspiré y esperé que ese no fuera el caso.

 

[Hámster Espartano]: Una habilidad pasiva que concede un aura defensiva al usuario. 10% de cualquier daño físico es minimizado. 10% de cualquier tipo de Ataque Mágico es absorbido y convertido en el valor equivalente de Energía Mágica.

 

[El Efecto de Tzuika]: Concede habilidad mágica experta al usuario. Actualmente en control de: 2 elementos. El monto de hechizos usables con esta habilidad es de 1 por cada elemento. Hechizos disponibles: [Fireball], [Earth Spike].

 

Seleccioné los detalles de esos dos hechizos.

 

[Fireball]: Un hechizo de la categoría del Elemento Fuego. Convierte el gas o los líquidos alrededor del usuario en una bola caliente de fuego ardiendo a 1500 grados Celsius. Alimentándola con más Energía Mágica elevará la temperatura y tamaño. Costo inicial: 25 puntos de Energía Mágica.

 

[Earth Spike]: Un hechizo de la categoría del Elemento Tierra. Envía un flujo de Energía Mágica dentro del suelo, el cual viaja bajo el blanco seleccionado y crea una espiga afilada de tierra bajo sus pies. Costo inicial: 20 puntos de Energía Mágica. Después del primer uso, el segundo y el tercero son instantáneos por el costo de 20 puntos de Energía Mágica cada uno. Requiere locaciones preseleccionadas para cada espiga.


Referencias:

[01]


Este fue un nuevo capítulo de la WN, estoy seguro que haremos un pdf recopilatorio al final del Arco 01, así como en estos días una entrada recopilatoria donde se enumeren los capítulos ya publicados o algo similar y fácil de usar.

100 Luck and the Dragon Tamer Skill!

Recibe nuevos capítulos en tu correo:

Holler Box